23 julio 2007

El Parador Nacional de Béjar

En la campaña de las elecciones generales de 2004, el Partido Socialista elaboró una propuesta de reactivación económica de las provincias de León, Zamora y Salamanca, denominada Plan del Oeste, que incluía la creación de un Parador Nacional en Béjar. Posteriormente se señalaba que el Parador se ubicaría en la villa renacentista de ?El Bosque? de Béjar, derribando parte de los edificios existentes y construyendo otros nuevos en sus prados, para acoger las instalaciones y servicios de un alojamiento de 80 habitaciones.

Más tarde se presentó un estudio previo de construcción de edificios de nueva planta, ocupando 20000 m2 del Prado Bajo, que fue rechazado en Mayo de 2006 por la Comisión Territorial de Patrimonio de Salamanca, en base a la legislación sobre Patrimonio y a lo establecido en el Plan Director de ?El Bosque? de Béjar y su Entorno, aprobado en Marzo de 2001. Este Plan descarta la construcción de nuevas edificaciones en la villa de recreo, y señala que en la selección de usos tienen prioridad los criterios de conservación, usos públicos e históricos, siendo secundarios los de rentabilidad económica, educativa o social.

Cualquiera que no conozca los detalles del asunto se preguntará por qué no puede construirse el parador en ?El Bosque? y si no hay otros emplazamientos posibles para aquél. A estas preguntas ha tratado de responder el Grupo Cultural ?San Gil? de Béjar, a través de una serie de notas informativas en apoyo de una propuesta que podría resumirse en el lema: ?Parador sí, pero no ahí?.

En ellas se señala que ?El Bosque?, única villa del Renacimiento que se conserva íntegra en España, fue declarada Jardín Histórico en 1946 y hoy tiene la consideración de Bien de Interés Cultural (BIC). Está constituida por un bosque, un parque venatorio, una sucesión de huertas y jardines en terrazas y los edificios residenciales y auxiliares, que forman un conjunto ordenado según el eje de la alameda que se prolonga en el sistema aterrazado axial hasta el palacete y el gran estanque. Son muy destacables las orientaciones y vistas sobre el territorio circundante: hacia el Palacio Ducal urbano, hacia una puerta principal de la muralla y hacia los montes y la Sierra. En la apreciación del especial valor de ?El Bosque? han coincidido otros grupos e instituciones, tales como Hispania Nostra, la Real Academia de Bellas Artes de San Fernando y, a nivel local, Izquierda Unida y el Centro de Estudios Bejaranos.

Respecto a la segunda pregunta, ciertamente existen en Béjar emplazamientos alternativos para ubicar ese Parador en las mejores condiciones. Un informe elaborado por el Grupo ?San Gil? en Marzo de 2006 considera hasta seis ubicaciones, tanto en edificios existentes como en instalaciones de nueva planta. En el casco histórico de Béjar se proponen el Palacio Ducal, cuyo patio renacentista es coetáneo de ?El Bosque? y quizás debido al mismo arquitecto, y la Real Fábrica de Paños de Carlos III y otras fábricas próximas a la iglesia de Santa María. Con posterioridad ha ido cobrando fuerza la idea de ubicar el Parador en alguna de las magníficas fábricas incluidas en el Inventario de Fábricas Textiles de Béjar.

Otra de las propuestas presentadas consiste en el acondicionamiento del Albergue de Llano Alto, un edificio de 100 * 100 metros de planta, con amplio espacio libre circundante y magníficas vistas. Para un Parador de nueva planta se consideran en el informe citado dos lugares colindantes con ?El Bosque? y otro próximo a él. En el primer caso, se tienen una amplia parcela de Suelo Urbanizable con un frente sobre el camino de Palomares, y el entorno de la Iglesia del Pilar en el Parque Forestal de Monte Mario. Un poco más allá de este lugar y en el mismo Parque hay otro posible emplazamiento, en una escarpada ladera que mira a la Sierra y al cauce del río Cuerpo de Hombre.

Etiquetas: , ,

14 diciembre 2006

Carta Abierta a Jesús Caldera, ministro de trabajo. Sobre el proyecto de Parador Nacional de Béjar en "El Bosque"

Hispania Nostra y el Grupo Cultural "San Gil" llevan desde el 27 de Enero intentando e entrevistarse con Vd., para tratar del proyecto de Parador Nacional que personalmente promueve en "El Bosque" de Béjar. Queremos transmitirle nuestros puntos de vista y hacerle llegar un amplio dossier sobre el tema, que incluye cinco emplazamientos alternativos en la ciudad para ese Parador. Mientras que hemos podido transmitir nuestros argumentos a las otras partes implicadas (Turespaña, Ayuntamiento de Béjar y Consejería de Cultura de Castilla y León) han escuchado nuestros argumentos, con Vd. ha sido imposible hablar.

Los medios de comunicación informan estos días de que el Ayuntamiento de Béjar y la Junta de Castilla y León transferirán al Ministerio de Industria la propiedad de una parte del Prado Bajo "El Bosque", para que se construya el Parador. Hay que aclarar que, en contra de lo que interesadamente se ha dicho, esa ubicación no se decidió por los técnicos de Turespaña, como ellos mismos nos manifestaron en una entrevista el pasado mes de Abril y se recoge en el Estudio Previo del Parador y en el escrito de 13.9.06 del Secretario General Técnico de Presidencia del Gobierno, sino que fue el único terreno ofrecido por el Ayuntamiento de Béjar. Contra esa propuesta, inviable por las razones que se exponen seguidamente, se han manifestado numerosos ciudadanos e instituciones, entre los que destaca la Real Academia de Bellas Artes de San Fernando.

La transferencia de la propiedad no tiene trascendencia en lo que toca a la protección legal de El Bosque en su conjunto. Cualquiera de las porciones en que pudiera dividirse o segregarse dicha finca seguiría formando parte de una entidad catalogada como Bien de Interés Cultural (BIC). Así lo establece claramente el Plan Director de "El Bosque" (PDEB), vigente desde 1.04.01, y ratifica el arqueólogo de Patrimonio de Salamanca en su informe de mayo de 2006. Esta situación legal anula las posibilidades de crear un Parador de nueva planta en cualquiera de los terrenos de "El Bosque".

Por otra parte, el Plan General de Ordenación Urbana de Béjar (PGOUB) dispensa la mayor protección para el conjunto de "El Bosque" (acorde con su condición de BIC) y asigna a las nuevas edificaciones un uso muy concreto, el ganadero, imponiendo también a unas dimensiones y tipología también precisas (edificios de una planta y no más de 400 m2, 5 metros de altura máxima, etc.). El PDEB, que es un instrumento específico de intervención, es aún más restrictivo, pues no permite nuevas edificaciones en el conjunto. Es decir, tanto las normas urbanísticas como las de naturaleza cultural- patrimonial impiden, de acuerdo con la legislación vigente, el cambio de uso de los Prados de "El Bosque" e impiden expresamente la construcción de un edificio de nueva planta para Parador en la villa renacentista.

La única posibilidad de construir un Parador en "El Bosque" consiste en modificar el PGOUB, segregar una parte y además descatalogarla, es decir, privarla de la condición de BIC. que tiene en la actualidad. Esto sólo es posible si tal descatalogación está debidamente justificada, como sucede en casos de degradación o ruina definitiva de los restos de un BIC., o la pérdida de los valores por los que fue declarado como tal.

En el caso de "El Bosque" nos hallamos justamente en el caso contrario: el nivel de conocimiento actual de esta villa de recreo, refrendado por los expertos en Jardines Históricos y ratificado en el Plan Director, demuestra el alto valor de los Prados como parte del parque venatorio de la villa desde el siglo XVI, una de sus imprescindibles partes constitutivas. Es decir, que gracias a la conservación de estas partes del conjunto (mejor dicho, del conjunto entero), todo él es hoy más valioso que en el momento de su declaración, lo que impide justificar la hipotética descatalogación de parte del mismo. Este nuevo valor del conjunto de ?El Bosque? como villa es lo que motivó la adquisición pública de la finca en febrero de 1999, argumento que obliga doblemente a las tres administraciones adquirientes (Ministerio de Cultura, Junta de Castilla y León y Ayuntamiento de Béjar).

Dado que la única prioridad que contempla la Ley para un BIC es su conservación y transmisión en las mejores condiciones a las generaciones venideras, por encima incluso de posibles beneficios socioeconómicos inmediatos, la creación de un Parador a costa de una parte de dicho Bien nunca justificaría la descatalogación de ésta, máxime cuando existen otros emplazamientos viables para crear un gran Parador en Béjar.

¿Por qué, si hay posibilidad de que Béjar tenga un Parador Nacional ADEMÁS DE la Villa ?El Bosque?, sigue empecinado en un Parador Nacional DENTRO DE la Villa ?El Bosque?? Un conjunto de edificios que levanta 15 m sobre la cota más elevada del terreno que ocupa, no sólo no añade nada a ?El Bosque? sino que atenta contra valores que según el Plan Director deben protegerse. Así lo interpretó la Comisión Territorial de Patrimonio de Salamanca cuando el pasado mes de Mayo rechazó la propuesta que presentó Turespaña de Parador en el Prado Bajo. Recuerde los emplazamientos alternativos: Palacio Ducal, Fábrica en Santamaría, Monte Mario 1 y 2 y albergue de Llano Alto (entre otros). Nosotros defendemos una propuesta factible y sostenible: PARADOR SÍ, PERO NO AHÍ.

Le enviamos esta carta abierta, en la esperanza de que esté al tanto de lo que aparece en los medios, la lea y acuse recibo de la misma. Luego puede recibirnos/ contestarnos o no, como prefiera. Nosotros seguimos deseando poder transmitirle directamente y con detalle estos argumentos, así como discutir las razones de urgencia y oportunidad, y entregarle un dossier cuyo estudio nos parece pertinente para adoptar una decisión definitiva.

Etiquetas: , ,

21 noviembre 2006

Béjar, "Ciudad sin Historia"

El título de esta reflexión, aunque pueda sonar raro, lo tomo prestado de Jesús López Santamaría, autor del libro Las Cinco Abejas. Béjar en el siglo XX.

Este libro fue presentado el pasado viernes, 17 de noviembre, en el Casino Obrero, y fue galardonado hace 4 años con el Premio ?Ciudad de Béjar? que convoca el Centro de Estudios Bejaranos, y que ha editado recientemente la Diputación de Salamanca en colaboración con el CEB. Lástima que no hubiera demasiado público en el acto, pues las intervenciones del autor y del Presidente del CEB fueron muy interesantes.

El texto aporta un buen número de datos tomados de muy diversas fuentes, cuya elaboración ayuda a comprender la historia más reciente de la ciudad, si queremos acercarnos a ella desde una óptica realista y sin apasionamientos.

Pero en mi opinión, lo más novedoso del texto es la visión desmitificadora de tantos tópicos relacionados con ella que se vienen arrastrando a lo largo de los tiempos. Por eso recomiendo a los bejaranos curiosos la lectura del mismo, pues allí encontrarán la explicación de algunos de los apelativos más frecuentemente usados para representarla en el imaginario colectivo: ?la colmena bejarana?, ?la verde maravilla?, ?la ciudad navío? ó ?ciudad sin historia?, que sirve de título a estas líneas y que da pie a mi reflexión.

Según sus propias palabras, el autor intenta ?desenmascarar el sentido de ese lamento por la orfandad de una historia propia?, y considera que ese llanto es todo menos pura retórica: sería más bien una propuesta inquietante sustentada sobre tres tipos de intervención, el primero de los cuales ?consiste en reducir el objeto mismo de la historia, silenciando aquellos agentes sociales que no interesa que se manifiesten o que ideológicamente se desprecian? (página 21).

Leyendo estas líneas, y escuchando el viernes a Jesús López me sorprendió la vigencia de las mismas en los momentos más recientes de nuestra historia local. Y para justificarlo pondré sólo dos ejemplos esclarecedores.

El primero está relacionado con el tema de los judíos y la ubicación del barrio que pudieron ocupar en Béjar en su momento. De nada sirven los estudios realizados por especialistas como Mª Carmen Martín, Juan Carlos Aguilar o Marciano de Hervás, que la sitúan en la parroquia de San Gil. Por no hablar del intensísimo trabajo de investigación en archivos llevado a cabo por Pepe Muñoz a lo largo de seis años y publicado en el desaparecido periódico Béjar Información entre los meses de junio y diciembre de 2001; y también en el nº 8 de la revista Estudios Bejaranos, que incluye una completa bibliografía al respecto y un plano que reconstruye el área, entre la Plaza Mayor, Barrionuevo, el Convento de San Francisco y la calle Mayor. Todos estos esfuerzos son inútiles frente a la posición ?oficial? de situación del llamado barrio judío.
El segundo ejemplo está relacionado con El Bosque. Hace apenas 15 años nuestra villa renacentista era una completa desconocida. Hoy es uno de los jardines históricos españoles que más bibliografía ha producido en los últimos tiempos. Todo ello gracias en una buena medida a los esfuerzos realizados desde el Grupo Cultural ?San Gil? e Hispania Nostra por ponerlo en valor y convocar a los mejores especialistas en la materia para su estudio. Pues bien, en el momento actual, con todo el conocimiento que se tiene de su carácter único e irrepetible, se siguen ignorando esas aportaciones, se silencia la voz de los expertos, se realizan actuaciones sobre ese Bien de Interés Cultural que no se ajuntan la normativa vigente y se desprecian y descalifican las opiniones de aquellos agentes sociales contrarios a la corriente ?oficial?.
Aún hoy, y como dice Jesús López Santamaría, se pretende imponer un paradigma de historia que ?mantenga la memoria de unos pocos y siga alimentando también el olvido de los sustraídos a la historia?.

Fdo. Lola González Canalejo

Etiquetas:

25 agosto 2006

Sobre la Revisión del Plan de Ordenación Urbana (POU) de Béjar

Hace unos días que finalizó el plazo de información pública a la Revisión del POU, a la que el Grupo ?San Gil? ha presentando una serie de alegaciones, por su repercusión negativa sobre el futuro de la ciudad. Aparte de señalar que el texto aprobado contiene una serie de deficiencias técnica, omisiones, erratas y errores de bulto, que justificarían por sí solas su reelaboración, el Grupo denuncia que no se desarrolla modelo de ciudad alguno porque los objetivos de planeamiento, o son meras frases hueras o declaraciones genéricas no avaladas por ninguna propuesta concreta, o bien se contradicen entre ellos. Como aportación propia, ?San Gil? ha incluido en el escrito de alegaciones una propuesta de incorporación de 23 unidades al Catálogo de Elementos de Interés Patrimonial

Entrando en el planeamiento aprobado, no es aceptable que se apueste por la extensión y la compactación de la ciudad, con las máximas densidades toleradas por el Reglamento de Urbanismo de Castilla y León (RUCYL), atentando contra el Bien de Interés Cultura (BIC) Conjunto Histórico, el patrimonio industrial y el patrimonio natural, que se dicen proteger. Una plétora de aumentos de edificabilidad en Suelo Urbano y en Suelo Urbanizable Desarrollado se hacen para un techo de población, fijada sin cálculo alguno en más de 30000 habitantes, e ignorando varios hechos fundamentales: Que la población actual es aproximadamente la mitad de esa cifra y que se encuentra en un claro declive desde hace casi dos décadas, y que alrededor del 40 % de las viviendas de Béjar no son residencias principales, siendo el número de las vacías el doble del de las segundas residencias.

De entre las Unidades de Normalización (UN) planteadas en Suelo Urbano con el fin de aumentar la densidad de edificación, destaca la número 4, del Orujal, en la que se prevén bloques de 5 o 6 alturas contiguas al lienzo este de las murallas así como la demolición de varias fábricas, que según el Inventario de Industrias Textiles de Béjar tienen interés alto o medio. Tampoco se considera admisible la transformación en bloques de la franja inferior del monte del Castañar entre Cordel de Merinas y la estación de Ferrocarril y la ordenación propuesta con características análogas para el Valle de las Huertas, con degradación del paisaje y destrucción de suelo fértil.

Por lo que se refiere al BIC Jardín Histórico ?El Bosque?, no se hace mención alguna al Plan Director vigente y se ignoran las limitaciones que éste contiene sobre las construcciones en el entorno inmediato de la cerca, al autorizar allí bloques de entre 2 y 4 plantas.

El tratamiento que se da a las instalaciones industriales entre los puentes Viejo y de Río Frío (hoy propiedad de Basilio Cejuela) autorizando la construcción de bloques altos, como ya se hizo en la manzana del antiguo Tinte del Duque, abre el camino a un goteo de modificaciones puntuales del Plan de Ordenación Urbana (como la aprobada estos días para parte de lo que fue Francés Bruno) para conseguir la máxima edificabilidad, convierten en papel mojado las declaraciones de conservación del patrimonio industrial.

Como es un despropósito que se planifique el vaciamiento y ruina del casco histórico, el expolio del patrimonio industrial y la destrucción un valioso patrimonio natural, para construir barrios vacíos que requerirán las mismas dotaciones de infraestructuras y servicios que si estuviesen ocupados, debe modificarse el texto aprobado y sustituirse por otro en el que primen los intereses generales de la ciudadanía frente a los particulares del entramado inmobiliario.

Etiquetas: ,

09 junio 2006

El Parador de Béjar y la Villa Renacentista de "El Bosque"

El empeño del Ministro de Trabajo de construir un Parador Nacional en ?El Bosque? de Béjar debe tener el mayor interés electoral cuando la Junta de Castilla y León, a través de su Consejera de Cultura, y el Ayuntamiento de Béjar están dispuestos a suscribir un convenio de cesión para su utilización por Turespaña sin ningún tipo de restricción, para que la opinión pública no piense que tratan de obstaculizar ese propósito.

Hay que recordar, una vez más, que ?El Bosque? es una villa renacentista de recreo, la más valiosa de las de la Península, declarada Jardín Histórico en 1946 y protegida por las Leyes de Patrimonio Histórico Español y de Patrimonio Cultural de Castilla y León y por las Cartas y Convenios Internacionales suscritos por España sobre Patrimonio Histórico y, en particular, por la Carta de Jardines Históricos de Florencia. Pero además hay un instrumento de protección específico: El Plan Director del ?El Bosque? y su Entorno, aprobado el 1 de Marzo de 2001. El Plan Director, además de que descarta nuevas construcciones en cualquiera de las partes de ?El Bosque?, limita las intervenciones en los edificios históricos y determina que el único uso de los prados es el ganadero tradicional (categoría en la que no caben los Paradores ni sus usuarios).
Durante los casi tres años que la propuesta de Parador de Béjar lleva circulando, se han levantado voces sensatas para que se ubique en otro lugar. En un amplio informe sobre el tema elaborado por el Grupo ?San Gil? el pasado Marzo, se proponen hasta cinco emplazamientos alternativos. La principal razón en defensa de cualquiera de ellos es que así Béjar contaría con un Parador y ADEMÁS tendría una villa renacentista para disfrute ciudadano, sin ninguna limitación derivada de las necesidades de los clientes acomodados.Los medios recogen ahora palabras de los políticos que aseguran que los técnicos de Turespaña habían elegido ?El Bosque? para emplazamiento del Parador. Nada más lejos de la realidad. En la entrevista mantenida el pasado 8 de Marzo por representantes de Hispania Nostra y del Grupo ?San Gil? con responsables de Turespaña, estos aseguraron que el Ayuntamiento de Béjar sólo había ofrecido una parcela de dos hectáreas en el Prado Bajo. Así se hace constar en el Estudio Previo del Parador de Turismo de Béjar que elaboraron (en la versión inicial del mes de Abril y en la corregida del mes de Julio). También se manifiesta en los mismos términos el Secretario General Técnico de Presidencia del Gobierno, en escrito al Grupo ?San Gil? de 13 de Septiembre. Las manifestaciones en sentido contrario del Secretario General de Turismo, en carta al Alcalde de Béjar de 28 de Julio pasado, o del ministro de Trabajo, en escrito de 29 de Agosto ampliamente difundido, no se ajustan, pues, a la realidad. Los hechos son como son y si se presentan de otra manera se está tratando de engañar o de confundir a la ciudadanía, siguiendo la táctica de decir según qué cosas dependiendo del momento y del lugar.

En algún medio se publica que sólo el Grupo ?San Gil? se opone al Parador en ?El Bosque?. Eso tampoco es cierto. Hay un buen número de bejaranos que han manifestado su opinión de que el palacio Ducal sería el mejor emplazamiento para el Parador. Sin salir de la ciudad, una institución cultural como el Centro de Estudios Bejaranos y un partido político, Izquierda Unida, han defendido, entre otros, que el Parador de Béjar se ubique en otro lugar que no sea ?El Bosque?. Además del Grupo ?San Gil? e Hispania Nostra, que llevan muchos años en la defensa integral de ?El Bosque?, ICOMOS ha rechazado los usos no acordes con el valor monumental del BIC y la Real Academia de Bellas Artes de San Fernando tomó acuerdo en sesión de 23.1.06, en contra de que el Parador se emplazase allí. Y otros muchos ciudadanos, asociaciones e instituciones. Pero las Administraciones Públicas también se han manifestado en contra, como consta en el expediente de construcción de un Parador Nacional en ?El Bosque? de Béjar. El informe del Arqueólogo Territorial de Patrimonio de Salamanca, del pasado mes de Mayo, así como la Comisión Territorial de Patrimonio, en sesión de 31 de Mayo, rechazan el proyecto de construcción de Parador presentado por Turespaña.

Si, pese a todo ello, el ministro de Trabajo manifiesta que el Prado Bajo no tiene ningún tipo de protección, es evidente que trata de confundir o que carece del conocimiento necesario para impulsar cualquier propuesta de uso de ?El Bosque?. Si en el despropósito le sigue la Consejera de Cultura, entonces hay que pensar que el asunto es todavía más grave e injustificable: se trata de utilizar un BIC. y la promesa de un Parador como moneda de cambio de cara a las próximas convocatorias electorales.

El error inicial de ubicar el Parador en ?El Bosque? debe corregirse cuanto antes, en lugar de insistir en ?mantenella y no enmendalla?. Los firmantes defienden una propuesta simple y sostenible: ?PARADOR SÍ, PERO NO AHÍ?.

Etiquetas: , ,

18 abril 2006

El día del Patrimonio Industrial en Béjar

El 18 de abril es el día elegido por la UNESCO para recordar la importancia del Patrimonio Cultural, que este año se dedica en todo el mundo al Patrimonio Industrial. El Grupo Cultural San Gil ha querido sumarse a la iniciativa con una revisión crítica del estado del Patrimonio Industrial de Béjar, que no deja lugar para celebración alguna en día tan señalado.

Desde hace años venimos asistiendo al expolio de ese Patrimonio con la complicidad de las Administraciones encargadas de su conservación. Citemos solamente algunos de los sucesos acaecidos recientemente. Se permitieron los derribos del Tinte del Duque a manos de Faustino Esteban (diciembre de 2001), de varias naves frente a Mussons (2004), de una nave junto al Puente Nuevo por Pablo Farrás (diciembre de 2005) y de la chimenea de Patricio Hernández Agero por Basilio Cejuela (febrero de 2006); se permite la inducción a la ruina del mismo edificio; se ponen trabas a la reparación de los edificios de Mariano Gosálvez (incendiados en 2005); el Ayuntamiento firma convenios con promotores para elevar la edificabilidad en el Tinte del Duque, MATSA y lo que queda de Francés Bruno; se va a permitir el derribo completo del complejo T.H.E.S.A (obra del arquitecto Eugenio Lozano Lardet en los años treinta) por la empresa López de Hoyos; ?

Mientras se consuman estos atentados, las diferentes administraciones no hacen nada por proteger el Patrimonio Industrial bejarano. Atendiendo a la voluntad de una amplia plataforma ciudadana, el Grupo Cultural San Gil solicitó en febrero de 2004 la modificación del BIC. Conjunto Histórico de Béjar para incluir el Patrimonio Industrial ribereño del Cuerpo de Hombre entre Navahonda y Picozos. La solicitud se justificaba por diversas razones, entre las que destacaba la valoración que del conjunto se hace en el Inventario de Industrias Textiles de Béjar, elaborado en octubre de 2003 para el Instituto de Patrimonio Histórico Español. Como respuesta a la solicitud, la Comisión Territorial de Patrimonio de Salamanca acordó en Octubre de 2004 asumir el informe de sus técnicos, que declaraban no conocer el citado Inventario, en el sentido de proteger como BIC. sólo las instalaciones comprendidas entre el Puente del Río Frío y el de San Albín. De la protección del resto, que comprende numerosas instalaciones del mayor valor, se encargaría ¡el Ayuntamiento de Béjar! Pese al tiempo transcurrido, no se ha incoado el expediente de declaración y mientras tanto el Ayuntamiento sigue firmando con las inmobiliarias convenios para arrasar el patrimonio industrial, con aumentos de edificabilidad por encima de los límites legales, y mirando para otro lado cuando se derriban instalaciones o se provoca deliberadamente su ruina.

Se presentaba hace unos días a bombo y platillo el proyecto de realización del inventario del Patrimonio Industrial de Castilla y León, como paso previo a la declaración como BIC. de sus elementos más valiosos. Pues bien, como en Béjar ya está realizado ese inventario, procédase a incoar el correspondiente expediente de declaración. Nos dirigimos a las diferentes administraciones públicas y a los políticos de cualquier color para decirles que, si quieren conmemorar el día internacional de los Monumentos, se dejen de declaraciones hueras y posibiliten la protección como BIC. del conjunto del Patrimonio Industrial de Béjar. Además habrá que acometer su rehabilitación y puesta en valor ¿Por qué no un Parador Nacional en una antigua fábrica textil?

Etiquetas: , ,